De visita a Bodegas Kirios de Adrada de Haza el sábado 2 de noviembre

Wine tour to Bodegas Kirios with the Winebus

Precio 54 euros. Horario: Salida 10 h (Plaza del Conde de Casal, delante del Hotel Claridge). Para pagar por transferencia o para descuentos para grupos (4 ó más personas) poner un email a igsegma@gmail.com o llamar al telef 630 099 630.
El sábado nos vamos a una bodega que hemos visitado recientemente.

Se trata de Bodegas Kirios. Una bodega especial. ¿Lo he dicho esto ya alguna vez? Pues sí lo he dicho innumerables veces y es que en el Winebus vamos siempre a bodegas muy especiales. Bueno, pues Bodegas Kirios es muy especial.

¿Y en qué es especial? Por muchas cosas. Primero se encuentra en un pueblo de Ribera de Duero muy majete.

La primera sorpresa que te te llevas es cuando intentas encontrar la bodega, porque en las distancias cortas a veces los GPS te gastan malas pasadas. Preguntas entonces a alguien del pueblo. Y las respuestas en los pueblos son distintas de cuando te responden en la ciudad. Un pueblo es algo pequeño en el que la gente no necesita conocer el nombre de las calles y te empìezan a decir que si izquierda y derecha…  en este caso me dijeron que cogiera una determinada cuesta, y me la salté. Porque había que saltársela, porque la cuesta para llegar a la bodega se las trae. Y ahí está la Bodega y te encuentras con Jesús Lázaro, su propietario.

Jesús te lleva al viñedo. Un viñedo espectacular con unas vistas impresionantes. Si nos sale un día soleado es imperdonable no llevarse la cámara de fotos. Y si llueve… también. Porque ese paisaje que hay en el viñedo es algo inolvidable. Y si inolvidable es la vista, no se queda atrás el discurso de Jesús. Jesús es un viticultor poeta o un poeta viticultor. No sé a qué darle mayor prioridad sabiendo de antemano que sus vinos están fantásticos. Su discurso también es muy distinto del de otras bodegas cercanas de Ribera de Duero. En ese discurso habla mucho de la historia de la zona. Y descubro por enésima vez que si me gusta el viticultor y su discurso, forzosamente me gustarán sus vinos. Sus vinos están fantásticos. Y tiene unas pequeñas cuevas muy atractivas para el visitante.

La bodega es pequeñita y tiene una sala de catas muy digna. Y es allí donde vamos a comer, en plena bodega unas chuletas que Jesús va a encargar. O sea que comeremos como se come en Ribera de Duero, y por supuesto con los vinos de la Bodega.

Después de la visita a la Bodega tenemos dos opciones:

1) Realizar una visita teatralizada de la población y de la historia de Sepúlveda. 2) Ver anochecer en las Hoces del río Duratón. Ver anochecer en parajes emblemáticos es algo que alimenta el alma, y es algo que procuramos hacer en el winebus. Creo que es una oferta muy atractiva pero es a ti al que corresponde valorarla. Si podemos intentaremos hacer ambas cosas. (no es fácil por falta de tiempo)

Programa:

10 h Salida de Madrid

12 h Visita al viñedo, a la bodega, a las cuevas, degustación de 3 de sus vinos.

14,30 h Chuletada en Bodega.

16 h Salimos para Sepúlveda y/o vamos a las Hoces del Duratón a ver anochecer.

18,10 h Salimos para Madrid.

19,40 Llegada a Madrid, Plaza del Conde de Casal.

Precio 54 euros. Horario: Salida 10 h (Plaza del Conde de Casal, delante del Hotel Claridge). Para pagar por transferencia o para descuentos para grupos (4 ó más personas) poner un email a igsegma@gmail.com o llamar al telef 630 099 630.

Sepúlveda y Hoces

About Author

client-photo-1
Ignacio Segovia

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.