Sábado 21 de Febrero a Bodegas Mont-Reaga y los molinos de la Mota del Cuervo

DSCN5230

Cada vez que vamos hacia el sur vamos buscando cosas distintas que cuando vamos para el norte aunque no por ellas menos atractivas.

En este caso vamos a una de las bodegas que nos permitió hacer uno de los viajes más atractivos que hemos hecho en otoño. Nos referimos a Bodegas Mont- Reaga.

Un buen amigo hizo una crónica fantástica sobre se viaje. Hablamos de nuestra visita a Bodegas Mont-Reaga y el campeonato del mundo de Lucha Medieval. Cucharete disfrutó del Campeonato Mundial de Combate Medieval gracias al Winebus. En esa ocasión nos salió un viaje maravilloso, porque la bodega estuvo de 10, el campeonato del mundo de lucha medieval en el castillo de Belmonte fue un auténtico pasote. Y pasarnos como guinda por los molinos de La Mota de El Cuervo fue un auténtico lujo. Influyó tanto en mí ese viaje que puedo decir que ya no miro a La Mancha de la misma manera. La Mancha me enamora. Me enamoran muchas de sus bodegas, sus castillos sus molinos y el espíritu de Don Quijote que se respira a cada esquina.

De crío no me gustaba demasiado “El Quijote”, entre otras cosas porque me obligaron a leerlo demasiado joven, con 10, 11 años en el colegio, cuando uno no puede entender lo que se cuenta. He aprendido a quererlo de nuevo sobre todo a través del respeto que los extranjeros devotan a este personaje tan pintoresco.

Fue después de ese viaje en el que recibí uno de los más bellos emails que me han mandado desde el comienzo del Winebus. Me dijo una americana “Soñaré durante muchos días sobre los molinos, Don Quijote y los vinos” Creo que la gente que viene al Winebus aprende cosas y disfruta bastante, pero lo que aprendo yo y lo que disfruto yo de la gente que viene, no me lo quita nadie.

Pues en este caso realizamos el viaje de forma distinta.

Porque ese sábado podremos ver de entrada, en el paso hacia la bodega los molinos de La Mota realizando la molienda. O sea en funcionamiento. Estamos un ratillo, porque nuestra idea es irnos a la bodega a realizar la visita a Bodega y vistar los molinos de forma más tranquila por la tarde en visita guiada.

En esta Bodega, a diferencia de otras tienen la deferencia de recibirnos con una copa en la mano mientras realizamos la visita. Parece una tontería, pero eso calma a los espíritus inquietos como los nuestros que nos encanta que nos cuenten bonitas historias, pero mucho más si tenemos una copa de vino en la mano.

La visita ya digo que es espectacular por sus instalaciones, sus vinos y su discurso. Pasaremos un buen rato.

De allí nos iremos a comer a la Mota del Cuervo donde nos tratan divinamente para realizar por la tarde la visita de los molinos y si tenemos tiempo visitaremos también el Museo de la Alfarería, un museo muy curioso que da muchas pistas sobre cómo era la vida en La Mancha hasta hace 50 años.

Como nos acompañe el tiempo será inolvidable. Y si no nos acompaña pues también porque la climatología solo importa cuando estás atascado en la gran ciudad.

Por ejemplo el último viaje realizado hacía un frío tremendo y probablemente nos salió uno de los mejores viajes que recuerdo. Por cierto, con una puesta de sol que recuerdas durante mucho, mucho tiempo.

Programa:

9,45 h Salida de Madrid (Cafetería del Hotel Claridge, Plaza del Conde de Casal).

11,15 h Visita puntual molinos de la Mota del Cuervo para ver la molienda

12 h Visita de bodega. Degustación de sus vinos.

14,15 h Comida en La Mota del Cuervo (Precio adicional 20 euros, opcional y adicional)

16 h Visita guiada de los molinos de la Mota del Cuervo

18 h Salida hacia Madrid.

18,46 h Puesta de sol.

19,45 h Llegada a Madrid (Cafetería del Hotel Claridge, Plaza del Conde de Casal

IMG_5005

About Author

client-photo-1
Ignacio Segovia

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.