Sábado 6 de Junio en Bodegas Kirios y Aranda de Duero
 

Bodegas Kirios

Bodegas Kirios. Precio 64 euros. (Comida de chuleteda, 20 euros adicionales) Horario Salida 12,30 h (Plaza del Conde de Casal, delante del Hotel Claridge). Pago por Ticketea, PayPal y transferencia. Para pagar por transferencia, para descuentos para grupos o para miembros del Club Winebus poner un email a igsegma@gmail.com

ticketea-esp

Reserva por PayPal.




Bodegas Kirios es una bodega muy coquetona ubicada en Adrada de Haza, con un viñedo maravilloso en un paraje excepcional, con un discurso que te deja de piedra cada vez que lo escuchas.

Jesús, su bodeguero, es un tipo excepcional con un discurso distinto, que le sale del corazón. Y cuando eso ocurre, no importa cuántas veces lo hayas escuchado, porque aunque el fondo de su discurso es el mismo, uno lo escucha como si fuera la primera vez.

Si los que vienen, porque son extranjeros, o porque no lo son. El caso es que hemos disfrutado como enanos. Importa poco el día que haga. Una canadiense nos decía que le encantaba ese paisaje  por lo mucho que le recordaba a su país.

En otra ocasión nos hizo oler la tierra del viñedo para transmitirnos la cantidad de vida que hay en el subsuelo. En otra ocasión nos dijo la siguiente: “La cepa tiene que pensar que se va a morir para buscar desesperadamente el agua a través de sus raíces”. Según lo escribo no suena igual de bien que cuando se lo escuchas a él. Hay que vivirlo en primera persona.

Cuando vamos a Bodegas Kirios, si Jesús nos dice que nos vamos al viñedo, nos vamos encantados al viñedo. Y nadie, con frío o con calor ha salido defraudado del viñedo. Pero lo que ocurre en bodega no se queda atrás.

Recuerdo un caso en el que un grupo de despedida de solteros, tremendamente entendidos en vinos y seguidores fervientes de la biodinámica, empezaron algo fríos, pero volvieron en el camino de vuelta coreando el nombre del bodeguero como si fueran fans de un equipo de fútbol.

¿Lo mejor es su discurso?

¡No! Lo mejor son sus vinos que él ofrece con gran generosidad.

¡No! Lo mejor son las chuletas que ayudas a preparar sobre sarmientos con una copa de vino en la mano. Lo que ocurre en ese momento es algo inenarrable y que hay que vivir en primera persona. Las chuletas con ese vino son el maridaje perfecto.

De allí yo siempre he salido FELIZ, con mayúsculas. ¿Será una nueva poción mágica como la de los galos?

No sé si es bueno que ponga estas cosas porque quizá cuando uno más disfruta de una visita es cuando no tiene unas expectativas de lo que se va a encontrar.

O quizá da lo mismo, porque nosotros seguimos yendo con el mismo entusiasmo que el primer día

Después de esa visita nos vamos a Aranda de Duero a visitar la cuevas de más de 500 años que hacen del subsuelo de Aranda un auténtico queso Gruyère y uno de los lugares más alucinantes de todo Castilla y León. Entenderemos que hacer vino en el siglo XVI era otra cosa, seguramente algo tremendamente penoso por el esfuerzo que suponía. En esa época  había 300 bodegas en Aranda y venía gente de toda Castilla a buscar el famoso vino de Aranda.

Programa del día:

12,30 h Salida de Madrid (Cafetería del Hotel Claridge, Plaza del Conde de Casal).

14,45 h Visita Bodegas Kirios. Chuletada maridada con los vinos de la Bodega.

17,30 h Visita de su viñedo y su bodega. Degustación de sus vinos.

18,45 h Visita Cuevas subterráneas de Aranda de Duero.

19,45 h Salida hacia Madrid.

21,13 h Puesta de sol.

21.45 h Llegada a Madrid (Cafetería del Hotel Claridge, Plaza del Conde de Casal)

Bodegas Kirios. Precio 64 euros. (Comida de chuleteda, 20 euros adicionales) Horario Salida 12,30 h (Plaza del Conde de Casal, delante del Hotel Claridge). Pago por Ticketea, PayPal y transferencia. Para pagar por transferencia, para descuentos para grupos o para miembros del Club Winebus poner un email a igsegma@gmail.com

ticketea-esp

 

Reserva por PayPal.

DSCN4946

 

About Author

client-photo-1
Ignacio Segovia

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.