El Winebus en Bodegas Martúe (14 de abril)

Bodegas Martúe

Viene de “¿Qué es mejor? Bodegas Martúe y Toledo”

Bodegas Martúe es una bodega muy muy bonita, con unos vinos muy interesantes.

Me lo habían dicho en repetidas ocasiones… “Oye. ¡Cómo está de bueno el Martúe!”… “Oye. ¡Que están aquí al lado!”… “¡Que parece que tienen unas instalaciones muy bonitas e interesantes!”

Con esas referencias me sentía obligado a acercarme a conocerlos. Tengo que decir que yan superado mis expectativas. No solo tienen una bodega preciosa y unos vinos excelentes sino que no he tenido todas las facilidades a la hora de organizar el viaje con el Winebus.

Tuve la oportunidad de conocer a Julián Rodríguez, “alma máter”, junto con su hermana Marta de esta bodega. Me encontré con una persona cercana, afable, de fácil comunicación, con las ideas muy claras y que sabe lo que tiene entre manos. Solo 10 minutos más tarde sabía que la visita iba a ser un éxito.

Allí nos dirigimos el sábado 14. Y allí llegamos a las 12 en punto. ¡Qué fácil es llegar! ¡Coger Nacional 4 y muy cerquita de la carretera!

Bodegas Martúe tiene una zona noble muy atractiva tremendamente elegante, con capacidad para crear distintos ambientes si reciben diversos grupos, como así sucedió el sábado.

Los salones y el comedor son tan atractivos que hubo comentarios sobre la posibilidad de quedarnos allí toda la excursión o hasta el fin de semana. Mucho, mucho gusto destila esa zona noble.

Bodegas Martúe 2

Julián nos presentó a su hermana Marta que salió también a recibirnos.

Y fue Julián quien nos acompañó durante la visita a la bodega.

En Martúe todo es coherencia. El discurso de Julián, es llano, elegante, pero cercano hasta para el más profano. Fue un discurso de iniciación al mundo del vino en el que todas las piezas encajan. Julián es tremendamente didáctico y se le entiende todo. Me dio la sensación de que todos los presentes entendimos perfectamente todo lo que nos contó. Esto es una importante cualidad en este sector donde existen magníficos elaboradores, pero que no son tan buenos a la hora de transmitir sus experiencias y conocimientos.

Bodegas Martúe 3

Tenían intención de habernos mostrado también el viñedo pero estaba lloviendo (¡Qué día más curioso en cuanto a climatología!) El día anterior anunciaban lluvia con un 80% de probabilidad. ¿Eso qué significa? Que llueve el 80% del tiempo? Y con nieve a partir de lo 1200 metros. Y me veo mirando la altura de la bodega y de Toledo. 600/700 metros. Uff, nieve no va a haber. Bueno pues no. Es curioso que piensas que la lluvia va a ser algo molesto. Ese cambio de climatología puede ser una bendición en un día como el que vivimos, pero ya hablaré más tarde de ello.

Acabamos la visita haciendo una cata de 4 vinos, a cuál mejor.

Un Blanco Nieva Verdejo que estaba genial para arrancar (muy fresco y fácil de beber, se elabora en otra bodega del grupo en Segovia, con clima más frío), para seguir con un Martúe Chardonnay fermentado en barrica, seguimos con un Martúe (Tempranillo, Cabernet, Sauvignon, Syrah, Merlot y Petit Verdot), para acabar con un Martúe Especial (Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot.

¿Qué cuál estaba mejor? Es como decir si quieres más a papá o a mamá. Hubo opiniones sobre todos los gustos, pero lo que todo el mundo opinó es que los 4 vinos hacían una buena sinfonía. Unos magníficos complementos.

Bodegas Martúe 4

Pasamos por la tienda y pudimos comprobar también que sus precios son muy competitivos en comparación con su calidad (Estamos hablando desde 4 euros y pico hasta los 10 euros del Martúe especial). Muy buenos vinos a muy buen precio.

Nos dejaron degustar los vinos y tomarnos todo el tiempo que quisiéramos y hasta tomar una segunda copa de los mismos. Varios winebuseros me dijeron de por qué no quedarnos en la bodega y pasar de Toledo. Pero nos esperaban muchas más cosas. Nos esperaba Toledo y sus tapas, y una visita excepcional.

Bodegas Martué. Tendré que volver, muy muy pronto.

Continúa en: En Toledo con el Winebus el 14 de abril

Más fotos en Bodegas Martúe

About Author

client-photo-1
Ignacio Segovia

Comments

18 December 2012
[...] Nos fuimos a Bodegas Martúe. Y nos lo pasamos de muerte. ¿Qué bodega! ¡Qué discurso! ¡Qué vinos! Ver “El Winebus en Bodegas Martúe (14 de abril)” [...]

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.