Son ellos. Enoturistas

Enoturismo
En un mundo cada vez más globalizado y veloz, probablemente uno de los mayores placeres sea el de escuchar una historia que además de un bello contenido sea narrada de manera inteligente y sin duda conmovedora.

Parlanchines y charlatanes abundan por doquier y grato seria que por fin el enoturismo entendiera que la única forma de llegar al cliente es dibujándole un precioso y original mundo en donde el vino actúe únicamente de filo conductor. No olvidemos que el enoturista es en sí un turista más, actúa de la misma forma y exige de las mismas necesidades, evoca a los mismísimos Dioses de la sabiduría y toma su cámara de fotos cual Santo Grial de vida eterna.

Para el bien del turista y de nuestras ventas, cambiemos nuestro simple y en ocasiones pesado trabajo convirtiéndolo en el paralelismo más banal del mundo de la golosina, calle de la piruleta. Tomemos esa piruleta y hagamos de ella la más bonita, especial y dulce de cuantas hayan pasado por el patio de la escuela. ¿Cuán diferente suena la realidad en función del orador?

About Author

client-photo-1
Pep Gimeno

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.