El otoño está para ir a por él y eso es lo que hicimos la semana pasada. Fuimos  a una bodega impresionante, Bodegas Portia, con unas instalaciones diseñadas por el arquitecto conocido mundialmente Norman Foster. Muchas veces me preguntan cuál es el vino y la bodega que más me gustan. Y yo respondo que a

Hay mil motivos para visitar una bodega. Y una de ellas es cuando te encuentras una bodega con unas instalaciones excepcionales. Este es el caso de Bodegas Portia. Bodegas Portia es la obra maestra del arquitecto Norman Foster. No tengo noticias de que haya diseñado otras bodegas, pero en este caso se ha volcado. Es

Horario: Salida 14,15 h, desde la Plaza del Conde de Casal, en la cafetería del Hotel Claridge. El sábado 18 nos vamos a la probablemente más espectacular bodega de todo Ribera del Duero arquitectónicamente hablando. Es una de las obras prima del famoso arquitecto Norman Foster. Hablamos de Bodegas Portia con un aspecto impresionante por

Bodegas Portia. Precio 59 euros. (Comida de tapas y vinos, 20 euros adicionales)(opcional) Horario Salida 9,45 h (Plaza del Conde de Casal, delante del Hotel Claridge). Pago por Ticketea, PayPal y transferencia. Para pagar por transferencia, para descuentos para grupos o para miembros del Club Winebus poner un email a igsegma@gmail.com (Reserva a cuenta 25 euros) Reserva por

Precio de la excursión: 54 euros. Para pagar por transferencia poner un email a igsegma@gmail.com o llamar al telef 630 099 630 Horario: Salida 10,30 h (Plaza del Conde de Casal, delante del Hotel Claridge). Hay descuentos para miembros del Club Winebus y grupos (4 o más personas) Llamar 630 099 630. Visitar Bodegas Portia es algo impactante.

Para pagar por transferencia poner un email a igsegma@gmail.com o llamar al telef 630 099 630 Horario: Salida 11 h (Plaza del Conde de Casal, delante del Hotel Claridge). Hay descuentos para grupos (4 o más personas) Llamar 630 099 630. Bodegas Portia es como un auténtico bofetón en toda la cara. Tan gordo como

Bodegas Portia es como un auténtico bofetón en toda la cara. Tan gordo como el que experimenté visitando Marqués de Riscal en Rioja, diseñada por Frank Gehry, el mismo arquitecto que diseñó el Museo Gugenheim de Bilbao. El impacto fue para mí tan fuerte que desde entonces tengo como fondo de pantalla de mi cuenta