Una cata de vinos en una Bodega Antes de hacer visitas a bodegas mi primera aproximación fue escribir sobre cómo las nuevas tecnologías podían ayudar a las bodegas a relacionarse con el consumidor final.  Esto fue un cambio enorme. Las bodegas, que disponen de un margen de comercializacion muy reducido y en lo que saben

Línea de llenado de vino rosado Recuerdo que hace hace muchos años visitaba líneas de llenado de fabricantes de bebidas refrescantes (Coca Cola/Pepsi Cola). Había un puesto de trabajo que era el de supervisor de la línea de llenado. La función consistía en estar mirando fijamente cómo pasaban las botellas por delante y comprobar que

Los amantes del vino son buena gente que visitan Bodegas son especialmente atractivos Somos afortunados. La actividad que ofrecemos nos permite conocer gente intersantisima que además viene con la mejor de las actitudes.  No son solo gente a la que les gusta el vino sino moverse para visitar Bodegas, viajar y conocer a otra gente.

¿Un caballo le muerde la oreja a un toro? No es posible. Soy un enamorado de Sevilla. Me encanta la vida en sus calles. Y me encanta ir de tapas por sus bares. El nivel de sus tapas es para mi el más alto de España. Hay otras ciudades que están a su nivel como

No todos los vinos son iguales en Ribera del Duero. Es increíble como han cambiado las reglas de juego en la venta de vino en Ribera de Duero. En los años 60 había gente que arrancaba sus viñas más viejas porque consideraban que no era rentable tener viñas viejas con baja productividad en las que

Nos encanta visitar castillos e irnos de vinos.  Es esta una muy buena combinación. Y tenemos las dos cosas tan a mano desde Madrid que para nosotros limitarnos a visitar bodegas no tendría sentido considerando el patrimonio monumental que tenemos. Mires por donde mires te encuentras con castillos y ciudades medievales increíbles. El medievo en

En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme Soy fan de Don Quijote y Cervantes. Me está pasando una cosa increíble con La Mancha. Seguramente los que vienen conmigo a visitarla se sienten satisfechos con lo que ven y aprenden en un día. Pero yo, que he ido cientos de veces tengo

Visitas a la bodega, para que en lugar de tener que vender vino, te lo compren. Llevo muchos años escribiendo sobre las inmensas posibilidades de que los bodegueros abran sus bodegas para la visita de visitantes y turistas.  Fue sorprendente comprobar cómo cambiaba el mundo y cómo lo hacía la comunicación de las pequeñas empresas.