Chuletón de buey y vino de Ribera. ¡Buen maridaje!
Chuleton Buey Segovia

Un chuletón de buey y un vino de Ribera del Duero eleva el espíritu de nuestros visitantes

Ribera del Duero no es solo vino.

En uno de nuestros tours habituales a Ribera del Duero ofrecemos la visita de 2/3 bodegas, pero nuestros tours no solo muestran el vino y las mejores bodegas de Ribera.

Lo que hacemos, además de visitar esas bodegas de ensueño y esos vinos que tanto están dando que hablar en el mundo entero, vamos a restaurantes donde dan una comida suculenta.

Cuando empezamos a hacer nuestros tours, para comer íbamos a buenos sitios donde nos dieran unas buenas tapas, nos atendieran rápido y siguiéramos rápido recorriendo nuestro recorrido. Porque teníamos muchas cosas que hacer. Hacíamos lo que nos pedía el corazón. Nuestro corazón nos pedía una aventura en la que poder llenar múltiples experiencias en una. Es lo que nosotros llamábamos el espíritu de Indiana Jones.

Pero nosotros estamos pendientes de lo que buscan nuestros clientes y nos hemos dado cuenta de que una buena comida regada con buen vino eleva los espíritus de nuestros visitantes. Y cuando te muestran un chuletón de buey como el que aparece en la imagen, el espíritu te da un subidón de tres pares.

Tienes que sentir cierto sentido aventurero

No renunciamos a ese espíritu de Indiana Jones del que hablaba. Simplemente comemos en sitios donde nos den de comer de fábula  y que el servicio sea suficientemente rápido como para poder hacer multitud de cosas antes y después de la comida.

Ocurre además una cosa muy curiosa, y es el hecho de estar en una mesa un grupo mirándonos a la cara hace que la experiencia sea mucho más completa. Porque, por supuesto que el vino es social, pero en España la comida es tan social como beber vino.

Y para muestra, un botón. Mira el pedazo de chuleta que nos metimos para el cuerpo en uno de los últimos viajes a Ribera del Duero. ¿es mejor comerse ese chuletón que beber vinos? No es mejor. Lo que es mejor es hacer las dos cosas como nosotros hacemos. Y que nos vengan con una báscula para que taremos su peso le añade encanto al rito de comerse este manjar.

Así comemos en el Winebus. Después de haber visitado muy buenas bodegas así nos premiamos el cuerpo.

En nuestro Tour por Segovia no solo disfrutamos de ese chuletón sino de una bodega con unos vinso fantásticos y de la visita a la ciudad. Vente con nosotros y comprueba lo bien que sienta. Pero no te olvides de que Todo es más bonito con una copa de vino en la mano.

Mejores Restaurantes para tomar un buen chuletón en Segovia.

Escrito por

Ignacio Segovia

CEO de Winebus.es

Otros posts

Castillos y vinos

El campanero de la Catedral de Segovia

Ribera del Duero no sólo es vino

Comments

Deja una respuesta