La DO Rueda y el vino verdejo
Uva Verdejo

Hablemos de La Denominación de Origen, DO Rueda y el vino de uva Verdejo

“Sobaquillo de quinceañera”. Con esta contundente y a la vez inquietante definición, se referencia a uno de los descriptores aromáticos más característicos de la variedad verdejo por su parecido con el sudor humano en sus aromas primarios.

Variedad blanca cuna de los más conocidos vinos blancos de toda la geografía española y bandera de la DO de Rueda, la variedad verdejo se ha impuesto no solo como diversidad botánica, sino también como marca a lo largo de las dos últimas décadas en el mercado nacional.

De alta producción y perfecta adaptabilidad a los bruscos cambios de temperatura entre el día y la noche que se producen en casi la totalidad de la comunidad de Castilla y León, este cultivar ha pasado a formar parte del dialecto vitivinícola de todo un país.

Historia de la DO de Rueda

Aun sin tener escritos que lo acrediten, las teorías que cobran más fuerza hablan sobre que ya en el siglo XI, y bajo el reinado de Alfonso VI, era ya habitual el cultivo de la vid en toda la cuenca del Duero. Dichas teorías también afirman, que fueron los mozárabes lo que con más probabilidad trajeron la pluralidad del verdejo a estas tierras.

Otro de los rasgos más característicos de la zona son sus famosas cuevas subterráneas, cuyas galerías pueden alcanzar los 25 metros de profundidad y resultando uno de los mejores representantes de la cultura mudéjar de finales de siglo XIV.

Bodegas subterráneas de Rueda
Bodegas subterráneas de Rueda

La filoxera en Rueda

Sin embargo, y al igual que ocurrió en prácticamente toda Europa, Rueda sufrió el brutal ataque de la conocida como Filoxera. Un pequeño insecto que barrió de norte a sur casi todos los viñedos europeos y dejó en unas pocas miles las más de 90.000 hectáreas con las que contaba la región a finales de siglo XIX.

Dichos cultivos fueron progresivamente siendo abandonados y substituidos por cereal, concretamente por el trigo. Esta transformación, tiró por tierra más de cinco siglos de historia vitícola en el municipio poniéndolo al borde la extinción.

Se crea la DO de Rueda

Por suerte, y gracias al tesón de unos pocos viticultores, la viña se fue reintroduciendo poco a poco y volviendo a ganarle la batalla a los cultivos cerealísticos extensivos. En el año 1994 se permitió por primera vez la elaboración de vinos tintos y rosados con la Denominación de Origen ampliando así el abanico de vinos de la región.

Otras uvas en la zona. Sauvignon Blanc. Tempranillo.

No obstante, y aunque la verdejo es la variedad por antonomasia, existen otras que en los últimos años han conseguido también hacerse un nombre entre las bodegas de la zona. Uno de los mejores ejemplos es la Sauvignon blanc, una variedad de origen francés pero que con  la cual muchos enólogos han conseguido solventar las carencias de la verdejo.

Resulta fresca y agradable en el paladar, y aunque evocando claros descriptores herbáceos no llega a ser pesada en boca ni punzante en nariz. Son muchos los caldos que incluyen diferentes porcentajes de una y otra variedad resultando vinos de una exquisita elegancia, capaces de soportar muchos de los maridajes hasta la fecha reservados para los vinos tintos.

Y hablando de variedades tintas, no hay que desdeñar ni mucho menos el considerable aumento que ha tenido la tempranillo en los últimos años en toda la comarca. Una variedad hasta ahora relegada a territorios más septentrionales de la geografía peninsular, pero que se ha demostrado su estupenda adaptación al clima y a los suelos rodenses.

Plaza de Medina del Campo 7
Plaza de Medina del Campo 7

Valoración en The Wine Advocate

Con todo ello, el gurú y famoso críticos de vinos Robert Parker capitaneando la prestigiosa publicación The wine advocate tiene entre su agenda habitual los vinos de la zona de Rueda, superando frecuentemente los 90 puntos Parker, algo del todo inusual tratándose de variedades locales y geográficamente muy limitadas.

Fiestas relacionadas con el vino en Rueda

Y como es de esperar en un área tan arraigada a la viticultura, las fiestas y ferias ligadas al vino son cuantiosas y de lo más variopinto. De todas ellas destacan las siguientes:

  • Fiesta de la vendimia y de la artesanía: generalmente del 12 al 13 de octubre, representa quizás la más importante de todo el año. Declarada fiesta de interés turístico nacional en 2012, atrae a miles de visitantes tanto locales como extranjeros sedientos de una experiencia única.
  • Feria del vino Blanco: celebrada entre el 9 y el 10 de octubre, se caracteriza por la conocida como bendición de la uva y el nombramiento del bodeguero/a de honor generalmente a alguna personalidad muy ligada al mundo vitivinícola y de una gran trayectoria profesional.
  • Feria del Enoturismo de la Ruta del Vino de Rueda: fijada en el calendario entre mediados y finales del mes de mayo, supone un inmejorable escenario para tomar el pulso al turismo enológico de todo el territorio nacional. Con el patio principal del Ayuntamiento de Medina del Campo como epicentro, la feria ha conseguido ser un referente para toda empresa o particular que tenga vinculo cualquiera con el enoturismo.

Comments

Deja una respuesta