Spain is different. Somos un país especial.

Spain is different with a glass of wine in hand.

Realmente somos un país diferente. Somos un país del recopón, con sus defectos como todos.

Tengo la suerte de haber nacido en este país. De haber disfrutado de él. Y de seguir disfrutándolo a través de los ojos de los extranjeros que nos visitan que deciden contratar nuestros servicios. Yo mismo me quedo pasmado cuando veo la expresión y las reacciones de los extranjeros que nos visitan. Me siento como David Copperfield cuando hace desaparecer la estatua de la Libertad. Como un ilusionista que busca sacar de los visitantes expresiones de asombro, gozo, satisfacción y felicidad

Hay que salir fuera para vernos desde fuera.

A los españoles a veces se nos olvida el pedazo de país que tenemos. Para no olvidarlo necesitamos hacer dos cosas: 1) Salir fuera para vernos desde fuera en comparación con otros países. 2) Recibir extranjeros como nosotros hacemos. No somos para nada parecidos a otros países del mundo.

Pasaron por aquí los fenicios 1000 años antes de Cristo (nos trajeron la cultura del vino y el arte de hacer crecer las viñas, los griegos, su cultura, los cartagineses, los romanos, sus monumentos, su lengua y su cultura. Los árabes durante 700 años, (Cuando uno viaja por España uno ve cosas espectaculares), los franceses con Napoleón. En todos esos casos hemos actuado como esponjas. De todas ellas hemos aprendido cosas y hemos incorporado cosas a nuestra idiosincrasia. Podrán habernos invadido mil veces pero, para bien o para mal somos los españoles los únicos capaces de destrozar este país.

Admiro la capacidad de disfrutar de nuestro país que tuvieron personajes como Hemingway, Ava Gardner u Orson Welles. Acabo de ver la película “La mirada de Orson Welles” y me fascina ver lo que él veía en nuestro propio país.

Tenemos muchas cosas que nos hacen distintos.

Veo nuestras plazas de toros, permanentes o desmontables y me encanta verlas por su color y su personalidad.

Hay un gran debate sobre si deberían de suprimirse los toros o no. Entiendo las dos posturas. Los que lo denigran por considerarlo una salvajada y los que lo defienden porque forma parte de nuestra cultura. Yo no tomo partido. No lo hago porque no quiero. Creo que soy transigente pero no lo  soy con los intransigentes que desprecian olímpicamente las posturas contrarias a sus creencias. A estos querría decirles que esta vida está para vivirla y para dejar a los demás que la vivan.

Unos primos míos tenían ganadería, pero he asistido a muy pocas corridas de toros. Y me gustan las corridas como me puede gustar ir a un  rodeo si me desplazo a Texas en Estados Unidos o si veo unos “Highland Games” si  me desplazo a Escocia (Eso sí lo he visto) Y sé lo que sí me gusta.

Brindemos por un miundo heterogeneo y no homogeneo.

Me gusta vivir en un mundo heterogéneo y no homogéneo, en el que cuando uno viaja puede disfrutar con los 5 sentidos. Uno disfruta así porque se encuentra con cosas y gentes muy distintos de donde él reside. En esto está el gozo de viajar.

Tengo la suerte de ver mi propio país y recorrerlo con extranjeros. Me gusta recorrerlos con ellos y contarles el por qué de las cosas. Tenemos unas historias increíbles para poder contar. Me gusta que mis hijos reciban un país en el que merezca la pena vivir y en el que no se pierdan las costumbres centenarias que tenemos.

La palabra “Fiesta” es mágica

Me encantan las fiestas que organizamos. Somos tan buenos organizando fiestas que probablemente haya un buen número de extranjeros que conocen y entienden esa mágica palabra.

No perdamos nuestras costumbres que tenemos un país maravilloso.

La campaña que catapultó nuestro turismo fue el slogan. Spain is different. Yo pretendo que sigamos siendo diferentes. Para disfrute de los que nos visitan y de nuestros hijos.

Vente a disfrutar de esa España diferente.

Queremos enseñar esa España tan diferente y lo hacemos con una copa de vino en la mano. Porque tenemos también la suerte de tener entre nuestros vinos a los mejores del mundo, al mismo nivel que los vinos franceses o italianos.

Vente con nosotros y disfruta de España con un vino en la mano.

Dos artículos sobre el tema:

Spain is different, historia del eslogan que convirtió a España en una potencia turística.

«Spain is different!», el eslogan que cambió para siempre la imagen de España.

Escrito por

Ignacio Segovia

Ceo de Winebus.

Otros posts:

El imperio español en el siglo XVI

En Chinchón con una copa de vino en la mano

El Vino y las Redes Sociales. Buenos para relacionarse.

Neil Armstrong estuvo en Ribera del Duero hace 50 años

Avistando aves con una copa de vino en la mano

 

 

About Author

client-photo-1
Ignacio Segovia

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.