Isabel y Fernando. Primeros reyes de España.
Isabel y Fernando

Isabel y Fernando. Tanto Monta. Monta tanto.

La etapa de Isabel la Católica y Fernando de Aragón es una etapa fascinante. Es el paso acelerado de la Edad Media a la Edad Moderna. Aparece una figura como Isabel la Católica con un inmenso poder que llama la atención.

Se conjugaron una serie de coincidencias, que hicieran de Fernando e Isabel, una de las parejas más importantes de la historia universal.

Hay un dicho que dice que detrás de un gran hombre existe una gran mujer. En este caso el tema está tan equilibrado que podríamos decir que en este caso detrás de esa gran mujer había un gran hombre.

Una reina en el siglo XV. El primer caso de la historia europea. 

A finales del siglo XV no se concebía en ningún país de Europa gobernado por una reina. Isabel de Castilla fue el primer caso. En la Edad Media uno podía ser Rey, pero además tenía que ser un guerrero notable para ganarse el respeto de sus guerreros. Con esas lanzas y esas espadas tan pesados era c0mplicado que hubiera hueco para una mujer.

Probablemente otra mujer tan influyente como Isabel de Castilla habría que remontarse a Cleopatra, pero Egipto no era la potencia hegemónica del momento como lo fue España en el siglo XV.

Fue tal la influencia de Isabel que las normas del ajedrez moderno se cambiaron por ella. Desde entonces uno pierde una partida de ajedrez cuando se comen a tu rey, pero la ficha más dominante del tablero es la reina. ¿Curioso verdad? Esto se debe la la figura de Isabel de Castilla.

Isabel y Enrique IV de Castilla

El ser humano en la Edad Media no era nada sofisticado, y en el caso del hombre pobre, solo tenía en su cabeza cómo sobrevivir al día siguiente. En el caso del noble en cazar o estar en guerra con sus vecinos. El mundo, no solo en España era además de muy bestia, absolutamente machista.

Isabel era una mujer de gran carácter y coincidió en Castilla con su hermano, Enrique IV, de débil carácter y que además se decía de él que era impotente.

Las posibilidades de que Isabel reinara no eran demasiado altas. La mujer del rey tuvo una hija, a Juana, a quien llamaros Juana la Beltraneja porque se decía que el padre era Beltrán de la Cueva. O sea, que no era realmente la hija del rey.

En Castilla un buen número de nobles no quería que Isabel se casara con Fernando de Aragón. Querían casarla con algún otro rey, entre ellos el rey de Portugal.

Esto la hubiera obligado a ir a vivir con su esposo de donde fuera rey. ¿A Portugal? Fantástico. ¿Más lejos aún? Mejor que mejor.

Isabel y Fernando se necesitaban.

Fernando era hijo de Juan II de Aragón, hijo y nieto de castellanos y eso no hacía ninguna gracia a los nobles castellanos.

Lo interesante era ver que Isabel necesitaba políticamente a Fernando tanto como Fernando necesitaba a Isabel. Castilla y Aragón tenían muchísimos vínculos. Quizá venga de ahí el éxito en su relación.

Leer a Maquiavelo en el Príncipe es tremendamente interesante. Maquiavelo habla de Fernando con éste aún en vida. Ese es otro detalle interesante. Viene a decir que es muy importante ser un muy buen guerrero para que tus soldados te respeten.

Isabel juega increíblemente bien sus cartas en un mundo de hombres. Pasa olímpicamente sobre con quien se tiene que casar. Desobedece al rey y entra en guerra con él y saca de él el pacto de los Toros de Guisando por el que Enrique IV concede a Isabel el derecho a ser reina de Castilla a su muerte. 

Isabel se autoproclama reina de Castilla.

Isabel se casa con Fernando en Octubre de 1469, y cuando muere Enrique IV se autoproclama reina de Castilla teniendo a su marido el príncipe de Aragón peleando en Nápoles.

Esto sienta fatal a Fernando que viene a toda prisa para ver qué está pasando. Fernando no era un tipo fácil.

Pero aún así se traga el sapo de que la reina de Castilla seria su esposa.  Y defiende el reinado de su esposa con las armas antes Juana. Y vencen.

Se inventan el tanto monta, monta tanto y la cosa parece funcionar.

Se van a Granada y en 10 años conquistan el reino de granada. último vestigio de la presencia árabe en España.

Cristóbal Colón y América

Se les cruza por medio Cristóbal Colón y esto supone la cuadratura del círculo, porque él lo que ansiaba era tener suficiente dinero para disponer de un ejército profesional para hacer lo que mejor sabía hacer, que era hacer la guerra: constantemente. Eso probablemente permitió encajar todas las piezas.

Fernando mientras era joven y vigoroso se dedicó a ir a dirigir su ejército personalmente en muy diversas guerras. El primer ejercicio como capitán de los ejércitos fue derrotar al ejército de Juana la Beltraneja que, aliada con el rey de Portugal intentaba quitarle el reino a su mujer. Y bien que lo defiende en Toro y Zamora.

El se va a la guerra y ella se dedica a reinar.

Fernando gobierna solo, con la muerte de Isabel.

Isabel muere a los 54 años y eso permite a Fernando quizá hacer lo que no había podido hacer antes que era ejercer como rey.

En teoría la reina era Juana, su hija a quien habían casado con un Habsburgo, Felipe el Hermoso, heredero del imperio alemán, pero éste muere joven, quizá envenenado por su suegro. (Debía ser una buena pieza también Felipe el Hermoso).

Todo esto permitió a Fernando reinar en solitario hasta que, viéndose que iba a morir convoca a su nieto Carlos que estaba siendo educado en Flandes para herede el imperio español que le correspondía por su madre así como el imperio alemán que le correspondía por parte de padre.

El Emperador Carlos I de España y V de Alemania.

Durante el reinado de Carlos aparece Magallanes que era otro Cristóbal Colón (en realidad tuvieron la oportunidad los portugueses de descubrir tanto en el caso de Colón como en el de Magallanes de descubrir América y de dar la vuelta al mundo por el oeste.

Los portugueses tenían en ese momento otros intereses. Estaban enfrascados explotando la ruta de las indias y China a pasando por el Cabo de buena Esperanza en el sur de Äfrica.

Recomiendo a todo aquél que lea este post que si tiene oportunidad de visitar el Alcázar de Segovia que lo haga porque toda esta historia se entiende y se disfruta mucho más viendo lo que hay en este recinto.

¿A nosotros que nos gusta más? ¿El vino o la historia? A nosotros nos gusta el vino con historia y las historias con vino.

Esta es una historia de hace 500 años. El signo arroba es otra historia que tiene más de 1000 años.

Escrito por:

Ignacio Segocia

Ceo de Winebus.es

Comments

Deja una respuesta